El nivel de apoyo al presidente de Chile, Gabriel Boric, ha caído hasta igualar su nivel más bajo, después del fallido referéndum sobre el borrador de la Constitución que estaba llamada a sustituir la Carta Magna redactada durante la dictadura.

La popularidad de Boric ronda el 33 por ciento, una caída de cinco puntos que el presidente busca contrarrestar con la reciente remodelación del núcleo duro del Gobierno y el compromiso de relanzar el proyecto constituyente.

Seis de cada diez personas entrevistadas en la encuesta Plaza Pública Cadem ven positivo el cambio de ministros y anticipan políticas más moderadas y de consenso. La mayoría de los encuestados creen que mejorará la gestión del Gobierno y que incluso tendrá mejores relaciones con los empresarios.

Boric defiende que el fracaso en la consulta del 4 de septiembre no implica volver a la casilla de salida, sino que sigue vigente el mandato ciudadano para redactar una nueva Constitución. Para ello, ha iniciado un periodo de consultas donde los distintos actores políticos irán marcando posiciones, reportó Europa Press.

Un 67 por ciento de los ciudadanos respalda el inicio de un nuevo proceso constituyente y, aunque siguen siendo mayoría, el dato representa un descenso de diez puntos respecto a principios de mes. Uno de cada tres, sin embargo, abogan por dejar todo tal como está.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.