Ahora lo que predomina en nuestra nación es la improvisación en el mercado especulativo con la cartelización de las organizaciones con aspiración de poder. La proliferación de políticos y organizaciones de maletín, son el lugar común con el que nos topamos los venezolanos. A esto se suma la arbitrariedad y el uso de los poderes públicos para manejar organizaciones judicializadas”, argumentó Juan Barreto, intelectual.

En una entrevista ofrecida al Radio Rumbos, en el programa “En Buena Hora” moderado por el periodista Mario Villegas, Barreto señaló que “el Gobierno Nacional por la vía de instructivo ‘inexistente de la Onapre’ trató de contener la inflación monetaria, evitando que una masa monetaria ingresara como excesivo circulante a través del pago del bono vacacional de los maestros y docente universitarios, disparando el precio de las divisas en el mercado nacional”.

“Este escenario generó efectos inesperados por el Gobierno, como la protesta legítima de los trabajadores, lo que obligó a hacer marcha atrás a sus planes. Entonces el tiro le salió por la culata a la antiobrera política estatal, tanto es así, que estamos en presencia de un dólar desbocado, incontrolable y desatado en el mercado paralelo”, acotó el sociólogo y periodista.

Ahondando en el tema, Barreto esgrimió que “esta medida del pago incompleto del bono cercena el derecho de los trabajadores, asumido por el Estado por la vía de la contratación colectiva. Además, suprime una lista infinita de beneficios contraídos por el Gobierno Nacional con el sector educativo, como son las primas por profesionalización y antigüedad entre otros”.

En base a este escenario Barreto enfatizó que “es bueno recordar que la capacidad de protesta, movilización y manifestación del pueblo en la calle, y sobre todo del gremio de los trabajos públicos, generó el pago del bono vacacional devaluado por demás. La improvisación y falta de políticas ha terminado reproduciendo una inflación y una devaluación marcada por el incremento desmedido del dólar paralelo y el mercado especulativo de la calle”.

“La liberación del dólar oficial sin ningún tipo de planificación y la multiplicación de bolívares inorgánicos en el mercado nacional, son otras de las causas que generaron este nefasto escenario inflacionario dominado por el dólar paralelo vigente”, sentenció a forma de denuncia.

Además advirtió que “las inyecciones de más 200 millones de dólares por la vía del Banco Central al mercado nacional, frena un poco la escalada, pero no es suficiente y los especuladores completan el cuadro que hace posible el descalabro económico que padecemos los venezolanos en el presente inmediato”.

En este mismo orden de ideas vale la pena recordar que “el Gobierno Nacional después de esta inesperada realidad, inyectó 180 millones de dólares más en el mercado. Todo esto debido a la falta de estrategia, ineficiencia, la burocracia, la corrupción y la inoperancia del Gobierno Nacional”.

“El dólar se le fue de las manos del Gobierno y la inflación se disparó como una bomba de tiempo avisada por algunos especialistas en la materia económica”, reiteró.

Ante la pregunta si todo este nuevo escenario económico y político nacional se debe al tema de la aplicación del instructivo Onapre, el dirigente político respondió: “Es inaceptable que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) defina a un instructivo que ya se viene aplicando a universidades y a la administración pública, como un instrumento inexistente, cuando esta misma institución en el pasado reciente admitió un amparo y una solicitud de derogación de este instructivo solicitada por parte de la Asociación de Profesores Universitarios”.

Habla el político

Con la participación de los radios escuchas surgieron temas como “el derecho a la participación política de la sexo diversidad y las organizaciones sin fines de lucro”, entre otros, a lo que respondió que “se ha instalado un contagioso y desmedido personalismo y afán de protagonismo que no piensa en la gente y sus problemas”.

“Es un síndrome muy parecido a un ‘sálvese quien pueda’. Esta hemorragia de candidaturas desdice de la seriedad y coherencia de muchos actores políticos. Así, el contagio por el protagonismo político a través del uso desmedido del contenido reproducido y desdibujado de la mediática, solo contribuye a una mayor apatía y dispersión. Estamos sufriendo el contagio de la candiduritis por las primarias, sin plan de gobierno y sin claridad política en lo táctico y en lo estratégico”, sentenció.

El fundador de movimiento REDES, sin embargo, señaló que “la multiplicidad de candidatos para las primarias en la oposición refleja ausencia de un proyecto país que permita resolver los problemas urgentes para el pueblo venezolano, todo esto sumado a la falta de un liderazgo representativo de los múltiples anhelos de la gente en la calle que permitan reducir la densa polarización que todavía se respira en la nación”.

Más adelante señaló que “la política está deslegitimada por los partidos y sus dirigentes que hacen demagogia y nunca se les ve al lado del pueblo en sus luchas. Existen partidos de maletín que se construyen para lograr contratos con el Gobierno, son maestros de la componenda y hacen política a cambio de favores. Viven a punta de papeles membretados en un portafolio, un sello para embaucar y engañar al pueblo y llenar una cuenta bancaria”.

“Es hora de construir y relegitimar nuevos liderazgos, con principios y valores democráticos que hablen como la gente y para la gente, que aterricen la posibilidad de construir alternativas a los problemas inmediatos de la gente, es decir del pueblo de calle”, propuso Barreto.

En su análisis señaló que “cuando un partido de verdad representa valores y principios consustanciados con las necesidades del pueblo, la dinámica política y electoral cambia radicalmente”.

Volviendo a hacer referencia al tema sindical indicó que “en la Venezuela del presente, la lucha decidida de los trabajadores es la piedra de tranca de los neoliberales, así se reflejó en los últimos acontecimientos nacionales vinculados con el famoso instructivo Onapre, que no es más que una estafa para el pueblo trabajador de nuestro país”.

“Hay que refundar la nación”

En medio de la entrevista surgió la pregunta: ¿El presidente Maduro pudiera ser reelecto en una próxima elección? A esto Barreto respondió: “Sería posiblemente reelecto en medio de las condiciones del presente, donde existe casi seis millones de venezolanos fuera del país, de los cuales cuatro millones están en edad de votar, y lo más seguro es que no están incluidos en el Registro Electoral del CNE, y además se pueden encontrar en situación de ilegalidad en el país de acogida. Si Maduro gana o no gana, igual la lucha de los de abajo continuará hasta lograr la dignidad y la justicia social”.

“La constante y persistente confrontación política hace casi imposible un diálogo nacional. Hace falta con urgencia replantearse el proyecto fundador de nuestra nación, refundar un proyecto de patria democrática, soberana e independiente, de lo contrario la polarización puede acabar con lo poco que queda de país”, delineó el intelectual.

Para finalizar Barreto manifestó que “uno de los problemas del actual Gobierno Nacional está en que no habla claro al pueblo, todo esto marcado por la improvisación demagógica y la opacidad. El secretismo en torno a las cifras económicas y el autoritarismo en las ejecuciones”. Citando al poeta Cesar Vallejos, afirmó: “Seguiremos luchando, hay que perseverar, ya va a llegar el tiempo, ponte el sueño”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.