La unidad de craqueo catalítico de la mayor refinería venezolana Amuay, clave en la producción de gasolina, se detuvo tras presentar una avería, dijeron el viernes tres personas familiarizadas con la operación.

Una escasez intermitente de combustible, que ha afectado a la nación sudamericana en años reciente, persiste ante la baja producción de las deterioradas refinerías de Pdvsa, que están operando a una fracción de su capacidad de procesamiento de 1,3 millones de barriles por día (bpd).

“Catalítica de Amuay parada desde ayer por condensadores rotos 24-01”, dijo una de las personas con conocimiento del incidente.

Pdvsa no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios sobre el estado de las unidades.

Junto a su vecina Cardón, Amuay integra el Centro de Refinación Paraguaná (CRP) en el occidental estado Falcón y tienen una capacidad conjunta de procesamiento de crudo de 955.000 bpd.

El reformador de Cardón con capacidad para procesar 45.000 bpd continuaba operativo el viernes, según las fuentes.

El circuito venezolano de refinación y mejoramiento de crudo opera de manera intermitente por fallas de unidades, incidentes y falta de insumos.

REUTERS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *