La dirigencia y militancia de Primero Justicia, junto al pueblo venezolano,salió a la calle a nivel nacional en su Viernes Amarillo para protestar por las pésimas condiciones de los planteles, los bajos salarios de los docentes y trabajadores de la educación, y el alto costo de los uniformes escolares y la lista de útiles escolares.

En este sentido la secretaria de educación de Caracas de este partido, Mayri Ramírez indico que “no están dadas las condiciones para empezar las clases en Venezuela”.

“Al docente no le han dignificado el salario, un educador no puede vivir en condiciones precarias, nosotros no pedimos ni aceptamos limosnas, exigimos un sueldo que nos permita vivir y cubrir nuestras necesidades. Señor Maduro: los docentes no queremos “zapatos socialistas”, ni limosnas de 9Bs”.

Ramírez también comentó que por lo menos el 80 por ciento de los planteles de educación pública en el país tienen fallas en su infraestructura. “Los planteles no cuentan con los servicios públicos básicos para comenzar las clases como son el agua potable constante y el servicio eléctrico. Exigimos mejores condiciones para iniciar el año escolar “.

Por su parte Yohana Peñalver, educadora, madre y representante aseveró que “nosotros ganamos apenas 15$ mensuales y tenemos que pagar una lista de útiles escolares que ronda como mínimo los 150$, una chemise escolar vale entre 10$ y 25$, un pantalón escolar 25$, zapatos escolares como mínimo 30$. Un uniforme completo para un solo estudiante ronda los 100$”.

“Primero Justicia seguirá en la lucha por cambiar a Venezuela y lograr el país de oportunidades que todos merecemos, no este país de hambre y miseria que tenemos en este momento debido a la ineficiencia y equivocaciones de Nicolás Maduro”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *