Sorprendió al mundo con sus reformas y estuvo en el corazón de la caída de la Unión Soviética.

Mijaíl Gorbachov, el exdirigente soviético que puso fin a la Guerra Fría, murió a los 91 años, según informaron este martes fuentes del hospital de Moscú en el que estaba ingresado.

Padecía una larga y grave enfermedad, según indicó el centro hospitalario a medios rusos.

Será enterrado en el cementerio Novodevichy de Moscú, lugar de descanso de muchos rusos prominentes, junto a su esposa Raisa fallecida en 1999, indicó la agencia de noticias rusa Tass.

El presidente ruso, Vladimir Putin, expresó sus más profundas condolencias por la muerte de Gorbachov, dijo su portavoz, Dmitry Peskov, a la agencia Interfax.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.