El exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva y el presidente Jair Bolsonaro arrancaron este martes la campaña para las elecciones presidenciales que puede ser la más polarizada de la historia de Brasil con actos de enorme simbolismo en los que volvieron al pasado para pedir el voto.

Trabajadores escuchan hoy al exmandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, candidato favorito para las elecciones presidenciales de octubre, durante el evento de arranque de su campaña frente a la fábrica de Volkswagen en Sao Bernardo do Campo, zona metropolitana de Sao Paulo (Brasil). EFE/Fernando Bizerra

Bolsonaro, de 67 años, inició su carrera hacia la reelección en la ciudad de Juiz de Fora, en el estado de Minas Gerais, donde un enfermo mental le apuñaló en 2018 cuando faltaba apenas un mes para la celebración de los comicios que le auparon al poder.

EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.