“La nueva ronda de conversaciones en México entre el oficialismo y un sector minoritario de la oposición tendrá sentido si se prioriza lo económico-social en lugar de lo político-electoral”, declaró este jueves el diputado Luis Eduardo Martínez, vicepresidente de la Comisión para el Diálogo, la Paz y la Reconciliación de la Asamblea Nacional.

Planteando que quienes propiciaron sanciones contra Venezuela hoy deben entender, de una vez por todas, que -con tales- millones de venezolanos y venezolanas se han visto afectados; el legislador los instó a que envíen un mensaje claro a los países extranjeros que aplican estas medidas, lo que -a su juicio- seguramente ayudará a que cese el cerco.

“Un primer paso pudiera ser, como se ha hablado en privado, la liberación de unos tres mil millones de dólares de los fondos retenidos -y personalmente abogo porque sean más-, y que se destinen a educación, salud, mejora de servicios públicos y atención humanitaria, especialmente a damnificados de las recientes lluvias. A la par debe venir la ampliación por parte de la OFAC de las licencias a Chevron, Halliburton, Schlumberger, Baker Hughes y Weatherford International” agregó el parlamentario opositor.

En el mismo orden de ideas, el portavoz del Parlamento recalcó que también el oficialismo debe dar muestras que cree en la reconciliación cómo garantía de paz y decretar una amnistía. “Sería extraordinariamente bien acogido en la comunidad internacional y nacional”, aseveró.

Antes de finalizar, Martínez adelantó, “especialmente para aquellos que sólo le interesa lo político-electoral, a diferencia de la gran mayoría del país”, que lo dialogantes deben ratificar lo que la Constitución norma: que las elecciones presidenciales serán el 2024 y que estás se realizarán con los más rigurosos estándares. Asimismo que adelanten público compromiso que acatarán y respetarán los resultados cualquiera que estos sean.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *