Los chilenos dijeron “Rechazo” a la nueva Constitución, propuesta para sustituir el actual texto, favorable al mercado y que data de la dictadura de Augusto Pinochet. Con el 90,4% de los votos, el 61,88% de los electores dijeron “No” al proyecto, mientras que el 38,12% le dio su aprobación. Más de 15 millones de ciudadanos estuvieron habilitados para participar en el plebiscito obligatorio.

Tras hacerse públicos unos resultados imposibles de revertir, el presidente del país, Gabriel Boric, quien lleva poco menos de seis meses en el Gobierno, reconoció los resultados y llamó a escuchar el mensaje que los chilenos depositaron en las urnas.

El pueblo chileno “no quedó satisfecho con la propuesta que presentó la Convención Constitucional”, aseguró. “Recojo con mucha humildad este mensaje y lo hago propio. Hay que escuchar la voz del pueblo”, dijo el mandatario.

El presidente progresista también se comprometió a dar continuidad al proceso constituyente e informó haber convocado a los presidentes del Congreso y a representantes de la sociedad civil el lunes al palacio de La Moneda para dar pasos en ese sentido.

“Ha hablado el pueblo de Chile y lo ha hecho de forma fuerte, clara. Los chilenos y chilenas han exigido una nueva oportunidad para encontrarnos y debemos estar a la altura en este llamado. (…) “Me comprometo a poner todo de mi parte para construir en conjunto con el Congreso y la sociedad civil un nuevo itinerario constituyente”, aseguró.

France 24

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.