Aunque los retos en materia económica y social son importantes, apuestan por escenarios de concertación y diálogo.

Caracas.- Para Juan Carlos Tanus, Director de la Asociación de Colombianos y Colombianas en Venezuela, las expectativas son muy positivas y esperanzadoras aún cuando según sus consideraciones Petro se enfrentará a un “estado burgués”, todo ello en el marco de los acuerdos y alianzas con todos los sectores partiendo del hecho de que su triunfo nace de un gran acuerdo de organizaciones políticas y sociales que se aglutinaron en el conocido Pacto Histórico.

Sobre el acuerdo político en función de generar los cambios necesarios para la transformación del estado, indicó que es necesario amalgamar las fuerzas en función de las reformas planteadas, entre las que menciona: la tributaria, la de las pensiones a los adultos mayores e incapacitados, las del sistema de salud y la laboral, aunque todo esto es “transformador, no va a ser suficiente para solucionar los enormes problemas que confronta la sociedad Colombiana”.

Tanus recordó que son “72 años de conflicto armado, 22 millones de Colombianas y Colombianos pobres, así como 7 millones en pobreza extrema, consideró ante esta problemática que la recuperación sería lenta”, adicional a esto indicó la complejidad en materia económica señalando el hecho de que el expresidente Duque presentó “cifras infladas con respecto al PIB y un plan de desarrollo económico con 67% de deuda pública”.

Con respecto al tema de integración manifestó qué “Colombia va a necesitar a Venezuela y Gustavo Petro debe trabajar para lograr que el proceso económico entre los dos países se fortalezca”. Apuestan también por reforzar los mecanismos de seguridad en la frontera, de manera que se logren unir los 50 millones de Colombianos a los los 30 millones de venezolanos, en función a construir economías fuertes y unificadas en la producción.

Para el director de la Asociación de Colombianas y Colombianos en Venezuela, la integración colombo-venezolana, brinda oportunidades de integrarnos a los vecinos en la región así como a Europa y mejorar las relaciones con China.

Con respecto a los compromisos internacionales desde el punto de vista de las acreencias y tratados de libre comercio, manifestó que estos “deben ser respetados, pero en el marco del estado de derecho pueden ser discutidos y revisados”.

La Justicia especial de paz debe estar enmarcada en la verdad, “quienes declaren deben ser sometidos a la justicia, así como perdonar sin olvidar, a “partir de ahí se debe escribir la historia para no repetir lo que a ocurrido en Colombia”.

El acuerdo político del pacto histórico acordó un año de alianza plena en el parlamento, lo denominó una “luna de miel”, pero señaló que después de este lapso se desarrollarán eventos electorales como por ejemplo los municipios que podrían trastocar la homogénea estructura que acompañará a Petro en su inicio.

Redacción Web.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.