La situación de la gasolina que en las estaciones de servicio del municipio Silva marchaba casi con normalidad, se ha vuelto álgida porque el combustible ha escaseado durante las últimas dos semanas.

Las estaciones de servicio de Boca de Aroa, una dolarizada y la otra en bolívares; así como las de Tucacas y Sanare, también subsidiadas, han tenido una semana con solo dos días de suministro.

Este sábado reapareció la gasolina en la bomba Falcón-Zulia de Tucacas y las colas fueron largas puesto que, además de vender en bolívares tienen un sistema organizado para atender con el mínimo de incovenientes posible, expresó Gustavo Morales, quien pudo abastecer su vehículo Aveo, luego de una espera de media hora.

«Aquí realmente es rápido y la cola marcha en orden pero hace tres días no llegaba la gasolina y un día llegó y hubo el corte eléctrico durante ocho horas y no se pudo despachar», dijo por su parte Aminta Ochoa, quien hoy también logro surtir en la bomba de Tucacas.

El despacho de gasolina se ha vuelto tan irregular por parte de Pdvsa, que la bomba dolarizada de Boca de Aroa, que usualmente tiene combustible porque sus dueños «la mueven», tampoco tenía este sabado, hasta la tarde que llegó y había colas de tres filas en el par vial, expresaron choferes que aguardaban el inicio del despacho.

Francisco Chirinos

CNP 9966

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.