Los estudiantes de Uvalde (Texas) volvieron a la escuela este martes 6 de septiembre en medio del miedo y un aumento de la seguridad, tres meses después de que un hombre armado matara a 19 niños y dos profesores en un tiroteo que conmocionó a Estados Unidos y al mundo. La escuela primaria Robb, donde tuvo lugar el tiroteo, no volverá a abrir.

Caminando a través de vallas metálicas de dos metros y pasando entre soldados que hacían guardia, los niños del Distrito Escolar de Uvalde, en Texas, volvieron a la escuela este martes por la mañana, en un ambiente de luto y de miedo.

Aunque se han reforzado las medidas de seguridad para la reanudación de las clases, las autoridades anunciaron que todavía falta instalar más cámaras y nuevas cerraduras. El Departamento de Seguridad Pública de Texas también se ha comprometido a desplegar más de tres docenas de policías estatales en los campus de Uvalde.

AP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.