Los estudiantes de Uvalde (Texas) volvieron a la escuela este martes 6 de septiembre en medio del miedo y un aumento de la seguridad, tres meses después de que un hombre armado matara a 19 niños y dos profesores en un tiroteo que conmocionó a Estados Unidos y al mundo. La escuela primaria Robb, donde tuvo lugar el tiroteo, no volverá a abrir.

Caminando a través de vallas metálicas de dos metros y pasando entre soldados que hacían guardia, los niños del Distrito Escolar de Uvalde, en Texas, volvieron a la escuela este martes por la mañana, en un ambiente de luto y de miedo.

Aunque se han reforzado las medidas de seguridad para la reanudación de las clases, las autoridades anunciaron que todavía falta instalar más cámaras y nuevas cerraduras. El Departamento de Seguridad Pública de Texas también se ha comprometido a desplegar más de tres docenas de policías estatales en los campus de Uvalde.

AP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *