CARTAGENA, Colombia 10 ago (Reuters) – Los empresarios colombianos advirtieron el miércoles que el nuevo Gobierno del presidente izquierdista Gustavo Petro debe tener cuidado con sus propuestas económicas para evitar un impacto contrario al deseado, en momentos en que el mandatario prepara una serie de proyectos de ley para realizar reformas.

Esta semana el Ministerio de Hacienda presentó una ambiciosa reforma tributaria por obtener unos 25 billones de pesos (5.800 millones de dólares) adicionales el próximo año, que incluye un aumento en el recaudo de impuestos a las personas de mayores ingresos, la eliminación de algunas exenciones para las compañías y mayores cobros sobre los dividendos.

Solo por disminución de beneficios a las empresas, el Gobierno planea captar 5,1 billones de pesos (1.183 millones de dólares).

Pero el presidente de la Asociación de Empresarios de Colombia (ANDI), Bruce Mac Master, dijo que adicionalmente las compañías productoras de petróleo, carbón y oro tendrían que pagar alrededor de 7 billones de pesos (1.624 millones de dólares) por la creación de un tributo sobre los altos precios en los mercados internacionales.

Bruce Mac Master, Presidente de la Asociación de Empresarios de Colombia (ANDI)

«Cuando uno empieza a ver los detalles (…) nos está generando hoy en día una preocupación grande porque estamos haciendo muchos análisis, en donde nos estamos encontrando que la actividad empresarial sí va a tener una carga muy fuerte», afirmó Mac Master durante el congreso anual de empresarios, en la caribeña ciudad de Cartagena.

«El diseño tributario tiene que ser cuidadoso de no desincentivar la actividad empresarial en un país como Colombia donde tenemos tantas actividades informales», agregó.

Además, el directivo gremial reaccionó al anuncio de la nueva ministra de Trabajo, Gloria Inés Ramírez, que presentará una reforma para modificar algunos puntos del código laboral, como ajustar los horarios de los trabajadores y las condiciones sobre algunas modalidades de contratación.

«Hay que tener mucho cuidado, en un mercado como el mercado laboral colombiano en donde el 50% de las personas están en la informalidad, claramente lo que hay es un incentivo muy grande para que en la medida en que aumentan los costos eventualmente la gente se vaya a la informalidad o los empleadores no contraten en forma formal a los trabajadores», afirmó Mac Master.

«No todo lo que eventualmente les suena bien a los ciudadanos es conveniente para los ciudadanos», explicó.

Antes, Mac Master dijo a Reuters que esperaba tener canales de comunicación «dinámicos» con el Gobierno de Petro que ha despertado incertidumbre en los inversionistas y en los mercados por algunas de sus propuestas económicas, como su intención de no firmar nuevos proyectos petroleros para realizar una transición energética.

«Las reglas de juego son una parte fundamental de construir confianza para que uno pueda contar con mayores inversiones», concluyó el directivo.

Reuters.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.