El Presidente de EEUU, Joe Biden, suavizó su política hacia Cuba al restablecer los vuelos comerciales más allá de la habana, suspender los límites a las remesas y autorizar ciertos tipos de viajes, aunque el turismo a la isla seguirá prohibido.

El anuncio de Biden supone una marcha atrás en algunas de las políticas que implementó su antecesor, el republicano Donald Trump (2017-2021), y que supusieron el fin de la era del «deshielo», orquestada por Barack Obama (2009-2017) y su homólogo cubano, Raúl Castro.

El portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, quiso dejar claro en un comunicado que la prioridad de Biden sigue siendo el respeto a los derechos humanos y afirmó que las medidas de hoy sirven para dar más «herramientas» al pueblo cubano para vivir libremente y acceder a mejores oportunidades económicas.

EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.