Solo 3,8% de los trabajadores venezolanos devenga un salario mensual que oscila entre 300 y 600 dólares o más, mientras que 56% de la fuerza laboral gana alrededor de 100 dólares, según datos de la empresa consultora Ecoanalítica, cuyo socio director, Asdrúbal Oliveros, sostiene que las empresas deben tener en cuenta, de forma prioritaria, esta realidad para formular su estrategia de precios.

Oliveros, durante un encuentro con periodistas, añadió que 32,9% de los trabajadores gana un salario mensual de entre 100 y 300 dólares, lo que recorta los presupuestos de las familias, de manera que las organizaciones no pueden recurrir a la estrategia de ajustar permanentemente los precios ante el avance de la inflación.

De acuerdo con la data de la consultora, 56,2% de los ingresos percibidos por los venezolanos se va, en promedio, a la adquisición de alimentos, mientras que 13,5% se destina a medicamentos, por esta razón -explica Oliveros- estos son los dos sectores que más crecen en la economía venezolana.

Por otra parte, el economista señala que el gasto en combustible se ha hecho relevante para cierto sector de la población que aún posee vehículo, aparte de la presión que genera sobre los costos de producción en la industria y la actividad agropecuaria, entre otras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.