Vadim Shishimarin, el primer soldado ruso procesado en Ucrania por crímenes de guerra, fue condenado hoy a cadena perpetua por el asesinato de un civil en la región de Sumy, en el norte del país, informa el portal ucraniano Ukrinform.

Shishimarin, de 21 años, se había declarado culpable en la apertura de su juicio, la pasada semana, por la muerte de un civil ocurrida el pasado 28 de febrero, cuatro días después del inicio de la invasión rusa.

EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.