A juicio de Ricardo Aponte, dirigente de Voluntad Popular en el estado Falcón, la decisión de Washington de flexibilizar las sanciones hacia Venezuela, obedece a la reactivación del proceso de diálogo que ejecutan representantes del gobierno de Nicolás Maduro y la oposición.

Refirió que este nuevo cambio de la política de la Casa Blanca hacia Caracas se centra en permitir que la empresa Chevron pueda iniciar negociaciones con la estatal Pdvsa, a manera de promover que se vayan produciendo acuerdos asentados en el memorándum de entendimiento que se firmó el año pasado en México.

Detalló Aponte que esos acuerdos incluyen acciones de carácter social y humanitario, así como otras de índole político, como la celebración de elecciones presidenciales legítimas, libres y transparentes.

Cree Aponte que el presidente estadounidense, Joe Biden, está dispuesto a seguir suavizando sanciones, como un gesto de buena voluntad para que empiecen a dar sus frutos los encuentros entre los sectores políticos más importantes de Venezuela.

Fuente: Notifalcón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.