“Hemos advertido la posibilidad que a la oposición venezolana la dejen con los pantalones abajo y sin vista clara (…) Se habla en este momento, en predios políticos, de la posibilidad del adelanto de elecciones presidenciales para el año 2023 y sabemos de actores políticos que están trabajando para que esto se logre”.

Así lo advirtió la mañana de este viernes el presidente del Movimiento Democracia e Inclusión (MDI) y precandidato a las elecciones primarias opositoras, Nicmer Evans.

En función de este señalamiento, el abanderado opositor hizo una exigencia pública a la Plataforma Unitaria (PU) para que agilice el desarrollo del evento comicial y, más importante aún, que se involucre a todos los actores, más allá del denominado G4, que han manifestado intención de participar en el mismo.

“Si hay una fecha adelantada del proceso de elecciones presidenciales y nosotros mantenemos el cronograma electoral o un precronograma electoral, para efectuar las primarias a finales del año que viene (2023) y se da el proceso de negociación de adelanto de elecciones presidenciales se está sirviendo la mesa para que haya la excusa de no desarrollar las primarias en la oposición venezolana”, dijo el politólogo en rueda de prensa.

Tras subrayar que este planteamiento se lo hizo en una reunión privada a Omar Barboza, máximo representante de esta coalición partidista, el pasado jueves; Evans refirió que debe evitarse, a toda costa, “erráticas fechas” de las primarias.

En este sentido exigió clarificación de la misma.

“No tiene ningún sentido que la Plataforma Unitaria esté reuniéndose con algunos rectores del Consejo Nacional Electoral (CNE), negociando o articulando la posibilidad de la participación del CNE de manera técnica en unas primarias; sin que antes se hayan reunido los precandidatos para definir las condiciones para el desarrollo de las primarias presidenciales.

Desde el MDI exigimos que el procedimiento sea al contrario y no nos pongamos los interiores encima de los pantalones porque no somos Superman para volar”,

Exigencias puntuales del MDI

En la misma alocución ante los medios de comunicación, el dirigente político enumeró una serie de solicitudes que deben establecerse para el desarrollo del citado evento electoral.

Ente las primeras de estas sumó la participación de todos los precandidatos en la comisión que conduzca las primarias, y la integración de los abanderados a la auditoría de todo el proceso de desarrollo técnico del proceso.

Asimismo, Evans planteó la constitución de una comisión electoral integrada por personas de la sociedad civil que, a diferencia del cuestionado G4, no tengan ninguna vinculación con los partidos políticos. “Eso nos da la garantía y la confiabilidad que el proceso va a ir más allá de los intereses del G4 o de los intereses de la Plataforma Unitaria”, argumentó.

Tras reafirmar su propuesta de primarias de doble vuelta, el portavoz adelantó que esto debe conducir a la escogencia de la conducción política de la oposición y el candidato presidencial: “La única manera de que haya una cosa que distinga a este proceso de primarias de los procesos anteriores es la posibilidad que de aquí salga una nueva generación de conducción política de la oposición venezolana que no solamente gire en torno a un candidato presidencial.

Lo que no queremos es reproducir mesías, no queremos un Chávez azul; lo que queremos es una conducción política real que tengan legitimidad porque haya sido escogida por las bases de la oposición venezolana”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.